"Cuando la España cristiana medieval atravesaba un periodo de oscurantismo en el que ni siquiera se planteaba ningún tipo de higiene y mucho menos personal, la Córdoba musulmana contaba con más de seiscientos baños árabes públicos, herederos de las termas romanas.
Lugar de descanso, de reunión social y política, en ciertas regiones el hammam constituye, especialmente para las mujeres,
una de sus distracciones favoritas y todo un ritual generador de belleza y sensualidad,
al tiempo lugar donde mejor se desvanece cualquier desigualdad de índole social."


18.1.08

La mirada iracunda




FEMINISMO:
"LA REVOLUCIÓN PENDIENTE"






Silvia Prada, El tsunami de Hernani,
La Mala Rodríguez y Caron Geary

inaugurarán el 25 de enero,
en el centro cultural español de Vitoria-Gasteiz que promueve
la igualdad entre de género,
la exposición curada por

Xabier Arakistain y Maura Reilly.



(El Correo Digital, España, Joseba Fiestras, 18 de enero) Arakis viste de negro, pese a que su interior desprende un colorido arco iris repleto de experiencias culturales cosmopolitas. El responsable de Montehermoso tiene muy claras las líneas a seguir. Para él, la cultura es una forma de conocimiento que hay que potenciar mediante acciones como 'La mirada iracunda', la nueva exposición que inaugurará a finales de mes en el centro vitoriano.

-¿Qué balance hace de su primer año al frente de Montehermoso?

-Ha sido un proceso complicado que ha coincidido con un cambio de gobierno municipal. Hemos trabajado muchísimo con unas directrices definidas y claras. No creo en fórmulas mágicas, lo que funciona en Singapur no tiene por qué funcionar en Vitoria. Hay que hacer trabajo de campo, vivir en la ciudad en la que trabajas.

-Le veo satisfecho.

-Sí. Hemos puesto en marcha un plan de centro que se ajuste a los objetivos de política de igualdad entre los sexos, teniendo muy en cuenta las necesidades de la comunidad artística y de la ciudadanía. Hemos investigado mucho en ese terreno. Estoy contento, sí.

-¿Ha notado más apoyos que recelos en este tiempo?

-No puedes gustarle a todo el mundo. Me he encontrado gente que ofrecía resistencia y gente que tenía mucha ilusión. Es un momento interesante, porque se dan un cúmulo de circunstancias y hay una apuesta por la cultura en la ciudad.

-La exposición de Patti Smith que ha anunciado el Artium, ¿no encajaba más en Montehermoso?

-Ja, ja, ja... Tenemos una rel
ación cordial con el Artium y con Krea. Soy un gran fan de Patti Smith, creo que es un personaje crucial del papel que desarrollaron luego las mujeres en el punk, en la música, en la poesía... Me parece fantástico que se haga una muestra de ella.

-Pero, ¿le habría gustado traerla a Montehermoso?

-Nosotros ya hicimos una exposición que abordaba la relación entre la música y las artes visuales de manera más global. Ésta es la mirada contraria, pasar de algo colectivo a una exposición individual. No sé si estoy creando tendencia en la ciudad o qué pasa. Pienso que es muy interesante que personajes como Patti Smith pasen por Vitoria, sea en un sitio o en otro.

-Han dado un cambio radical al café cultural El Jardín de Falerina. ¿Qué futuro le espera?

-Hay que ir poco a poco. En todos los centros de arte y cultura hay un espacio para relacionarse. Contaremos con el jardín en la temporada estival porque ha tenido un resultado fantástico, ha venido muchísima gente y vamos a potenciar el lugar. De momento, le hemos dado una mano de pintura y hemos cambiado la decoración de cara a la inauguración, el 25 de enero, de 'La mirada iracunda'.


De Nueva York a Vitoria


Los ojos de Arakis se encienden cuando habla del nuevo proyecto artístico que inaugurará en breve.

-¿Qué es 'La mirada iracunda'?

-El mercado del arte mundial está muy influenciado por lo que pasa en Estados Unidos, y el año pasado se empezó a plantear la cuestión de 'justicia histórica' desde el movimiento 'arte feminista', que es la última vanguardia del siglo XX. Esto comenzó en el Moma de Nueva York en enero de 2007. En ese proceso conocí a Maura Reilly, del Brooklyn Museum, y ella estaba encantada con el proyecto que teníamos para Montehermoso.

-Y surgió la muestra de Vitoria.

-Pensamos que era el momento ideal para organizar una exposición de arte contemporáneo. Reunir obras actuales de veinte artistas femeninas internacionales. Yo ya hice una retrospectiva de lo que era el movimiento de arte feminista y me interesaba afrontar la problemática actual. Y lo más inmediato es lo que las feministas han llamado 'el espejismo de la igualdad'.

-¿A qué se refieren con ese término?

-Es un gran espejismo que nubla la visión y pretende que creamos que ya hemos conseguido la igualdad entre hombres y mujeres. Nada más lejos de la realidad, todos los datos lo demuestran. Es una percepción que las propias mujeres interiorizan, y luego llega el porrazo cuando se incorporan al trabajo. Me interesaba este tema, y hay una filósofa, Amelia Varcárcel, que trata este efecto y lo llama la mirada iracunda. Pensé que era un título fantástico.

-¿Cuál será la primera acción de esta exposición?

-La inauguramos con un concierto en la sala Azkena, el día 25 a las diez y cuarto. Un espectáculo con la DJ Silvia Prada; El tsunami de Hernani, tres chicas que hacen hip-hop; Caron Geary, que es una de las artistas de la exposición; y La Mala Rodríguez. Las invitaciones se pueden recoger en Montehermoso a partir del día 22 de enero, a las 20 horas.

-¿Cuál es el objetivo final de muestras como ésta?

-La gran apuesta de Montehermoso es mirar la cultura como sistema de conocimiento desde la perspectiva feminista.

-Hay quien piensa que el feminismo es tan malo como el machismo.

-El feminismo es un fenómeno que tiene que cristalizar en el siglo XXI. Es la revolución pendiente. La exposición 'la mirada iracunda' viene por esto. Se ha establecido un estereotipo de lo que es una feminista, y se ha convertido en un término negativo que poco tiene que ver con la realidad. No es lo contrario del machismo, es una mirada a la sociedad, a la economía, a la cultura... desde una perspectiva igualitaria.

-También se dice que el feminismo está pasado de moda.

-Y es otra monstruosidad. No se pueden equiparar los derechos civiles, sociales y políticos a tendencias de moda. No es equiparable el largo de una falda a cuántos derechos tienen que tener los seres humanos. Es algo mucho más serio. El mundo del arte y la cultura está construido desde perspectivas patriarcales muy masculinas. La idea de genio, artista y obra maestra está ligada a los hombres. Lo que se ha hecho es revisar estas nociones y redefinirlas. Hay que volverlas a modelar haciendo justicia y representando la realidad de este momento histórico.



"La cultura es mucho más rica cuando más mezclada está; los países mestizos tienen ventajas sobre los más homogéneos porque es la diversidad la que nos enriquece. La cultura no puede ser única ni cerrada, pues hay una polinización que ha venido del lejano Oriente, al Oriente próximo, y de ahí a Occidente. La literatura, por ejemplo, se mueve por las autopistas del viento."
(Juan Goytisolo, Barcelona)