"Cuando la España cristiana medieval atravesaba un periodo de oscurantismo en el que ni siquiera se planteaba ningún tipo de higiene y mucho menos personal, la Córdoba musulmana contaba con más de seiscientos baños árabes públicos, herederos de las termas romanas.
Lugar de descanso, de reunión social y política, en ciertas regiones el hammam constituye, especialmente para las mujeres,
una de sus distracciones favoritas y todo un ritual generador de belleza y sensualidad,
al tiempo lugar donde mejor se desvanece cualquier desigualdad de índole social."


19.4.08

Marcela Lagarde



"El feminismo sólo ha subido el primer peldaño"

La reconocida académica mexicana,
en conferencia por Madrid,
propone un pacto entre las mujeres
para universalizar sus derechos humanos.


(Argelia Villegas López, Amecopress, 18 de abril) La feminista utópica, como ella misma se define, está en Madrid. Marcela Lagarde y de los Ríos, antropóloga mexicana, feminista e incansable luchadora de los derechos humanos de las mujeres, dio una conferencia y debatió durante más de dos horas anoche con un nutrido grupo de mujeres de todas las edades, en el Consejo de las Mujeres, del Municipio de Madrid.

La invitación para escuchar a Lagarde fue a las 19:00. Horas antes mujeres alegres de todas las edades fueron llegando y esperaron a Marcela con impaciencia, algunas salían del trabajo, otras interrumpieron su rutina habitual y cancelaron citas para acercarse a “escucharla por lo menos un poco”, comentaba María a su grupo de amigas.

Cristina, con su teléfono móvil avisaba a sus compañeras de piso que cancelaba las “cañas” para ver a la feminista que ha tenido una agenda saturada desde que pisó Madrid. El miércoles dio una conferencia en Casa de América donde abordó la situación que se vive en México ante la violencia de género, y hoy impartirá un taller.

“Lagarde viene a hablar de liderazgo y empoderamiento, ¡que guay¡” decía una joven a su madre. Eran las 19: 15 y Marcela no llegaba. El Consejo de las Mujeres, tuvo un aforo saturado, muchas no alcanzaron sillas, y sentadas en el suelo esperaban la ansiada conferencia de Lagarde.

La también etnóloga apareció con 30 minutos de retraso, se abrió paso entre las más de cien mujeres que la esperaban, con una sonrisa templada, vestida de morado, con el cabello suelto y un ánimo alegre causó aplausos a su arribo.

“Me siento conmovida de estar con todas ustedes. No pensé que fuéramos tantas”, dijo Lagarde al iniciar una conferencia que duró una hora en la cual insistió en crear “pactos entre mujeres” y conquistar un gran reto para la población femenina, que según Lagarde es: “universalizar los derechos humanos de todas en cada rincón del mundo”.

La ex diputada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), abordó la condición de la población femenina en conflictos bélicos durante la conferencia y reflexionó sobre el apoyo histórico que se ha dado entre mujeres.

“Qué sería de las mujeres sin el amor de las mujeres. No podemos explicar la vida sin el apoyo de unas a otras. Pienso en todas aquellas mujeres que en alguna parte del mundo salvan la vida de otra mujer”, dijo Lagarde al referirse a la población femenina Saharaui, del Líbano, El Congo, Darfur y Gaza que sobreviven a guerras, desplazamiento y refugio.

“Las mujeres hemos ido pactando durante años, y esto es lo nuevo”, agregó la conferenciante, por lo que ahora el gran reto es “universalizar los derechos humanos de las mujeres. Hoy nos esforzamos porque todas tengamos un ramito de derechos humanos”, indicó Lagarde, quien en su juventud fue militante del antiguo Partido Comunista en México.

Aunque los pactos se han trazado desde un esquema masculino, Lagarde hizo un llamamiento para “volver a aprender a pactar entre nosotras” e indicó que “han pasado tres siglos, en los cuales desde la cultura feminista sólo hemos construido el primer piso para el despliegue de las mujeres”.

Un pacto con la letra “A” de humana

Tras analizar los diferentes significados de la palabra "pacto" que buscó en los diccionarios, la ex diputada, se inclinó a favor de un pacto con la letra "A" de humana, con la "A" “que no sólo cambia el género, si no la "A" que cambia la idea del mundo” señaló.

“Crear pactos entre mujeres, un pacto de reconocimiento entre nosotras. No se trata de amarnos, ni de concordar en todo, se trata de acordar ciertas "cositas", de discrepar con respeto” explicó Lagarde.

Para la ex diputada, es necesario “crear un lenguaje” para una nueva forma de pactar, pues “el pacto de los hombres, fue el pacto que acordó la exclusión de las mujeres”, dijo la doctora en antropología al hacer referencia a los escritos de la filósofa española Celia Amorós.

Sororidad de ida y vuelta

Sororidad se deriva de la “hermandad entre mujeres, a una práctica intelectual y política, que permite a las mujeres aliarse, compartir y cambiar su realidad”, según Lagarde.

“Me gusta pensar un ida y vuelta entre las mujeres del mundo, entre mujeres trasatlánticas, la sororidad de ida y vuelta” declaró a AmecoPress Lagarde, quien se ha convertido en una visitante habitual en España desde el año pasado.

“Soy una feminista utópica, que desea que los derechos humanos de las mujeres se universalicen, pues el feminismo le ha dado un horizonte a este mundo” dijo la feminista al concluir la conferencia.

Actualmente Marcela Lagarde, es catedrática de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en los Postgrados de Antropología y de Sociología, y es asesora del Postgrado en Estudios de Género de la Fundación Guatemala y en el Diplomado en Género y Desarrollo de la UNAM. Coordinadora de los Talleres "Casandra" de Antropología Feminista y asesora del Programa de Género del Centro en la UNAM.

Al cerrar la charla, Lagarde debatió y conversó alrededor de una hora más con las asistentes a la charla, firmó algunos de sus libros, se hizo fotos, y sonriente externó su gratitud a las “compañeras españolas, con las cuales existe una fuerte sororidad”.


PARA LEER A MARCELA LAGARDE:

Del libro "Los cautiverios de las mujeres: madresposas, monjas, putas, presas y locas"

Introducción

La antropología y la sexualidad

Una definición de sexualidad

La sexualidad es histórica

Sexualidad y hominización

El interdicto

Sexualidad es cultura

Sexualidad femenina y evolución

La sexualidad aquí y ahora

Cuerpo, sexualidad y poder

La sexualidad femenina escindida

El cuerpo escindido y el mito

El erotismo

Erotismo genérico

Pies de página



"La cultura es mucho más rica cuando más mezclada está; los países mestizos tienen ventajas sobre los más homogéneos porque es la diversidad la que nos enriquece. La cultura no puede ser única ni cerrada, pues hay una polinización que ha venido del lejano Oriente, al Oriente próximo, y de ahí a Occidente. La literatura, por ejemplo, se mueve por las autopistas del viento."
(Juan Goytisolo, Barcelona)