"Cuando la España cristiana medieval atravesaba un periodo de oscurantismo en el que ni siquiera se planteaba ningún tipo de higiene y mucho menos personal, la Córdoba musulmana contaba con más de seiscientos baños árabes públicos, herederos de las termas romanas.
Lugar de descanso, de reunión social y política, en ciertas regiones el hammam constituye, especialmente para las mujeres,
una de sus distracciones favoritas y todo un ritual generador de belleza y sensualidad,
al tiempo lugar donde mejor se desvanece cualquier desigualdad de índole social."


27.3.08

Pilar López


POR SIEMPRE, MAESTRA


(Silvia Calado, Flamenco World) Pilar López ha sido parte y testigo de todo un siglo de historia del baile flamenco. La hermana de La Argentinita está reconocida como una de las grandes maestras de baile flamenco y español, la que formó la generación integrada por bailaores de la talla de Antonio Gades, Mario Maya y El Güito. Y también como una de las grandes difusoras internacionales de danza española, por medio de una compañía que mantuvo durante décadas. Galardones como el Calle de Alcalá 2005 y el Max de las Artes Escénicas 2006 son los últimos que han laureado a la artista, que ha fallecido el 25 de marzo en Madrid, a los 96 años de edad.

Cuando en el Festival Flamenco CajaMadrid 2005 recibió la distinción Calle de Alcalá, no sólo dio cortésmente las gracias y no sólo tuvo un sentido recuerdo hacia su querido discípulo Antonio Gades, sino que dio una inolvidable lección a todos los presentes al dedicar la estatuílla “a todos los bailarines y compañeros de la danza”. Aquel detalle subrayó su grandeza.


Pilar López con El Güito y Mario Maya en el
Festival Flamenco CajaMadrid 2005 (Foto Daniel Muñoz)

No hacía mucho que sobre ese mismo escenario del madrileño Teatro Albéniz había recibido el tributo personal de otro de sus discípulos. En el marco del festival A Corazón Abierto 2003, El Güito brindó el espectáculo ‘Mis recuerdos’ a su maestra. Y ella se lo agradeció incluso dándose una vueltecita por bulerías que dejó a todos estupefactos. Para entonces, ya llevaba nueve décadas por este mundo.

Y aunque llevaba tiempo retirada, nunca se había desligado del todo de la profesión. En 2002 acudió a ella la entonces directora del Ballet Nacional de España, Elvira Andrés, para proponerle que colaborara en la reposición de una de sus grandes obras, la coreografía que había creado en 1952 para ‘El concierto de Aranjuez’ de Joaquín Rodrigo. Y eso que se resistía. Con un ácido sentido del humor eludió nuevos ‘encargos’: “Yo canto una canción: no tengo edad para amarte, no tengo edad para coreografías”.



Pilar López con Alejandro Vega


Aquella rueda de prensa en uno de los suntuosos salones del Teatro de la Zarzuela fue otra de sus clases magistrales y otra señal de amor al baile: “Toda mi vida recordaré los buenos momentos ensayando con el Ballet; me rejuvenecía y me alegraba por entrega, por profesionalidad, por cariño, por respeto”. A cambio les dio consejos tan valiosos como el de la valentía: “Me atreví con cinco preludios de Debussy, pues en mi época estaba bastante avanzada”. Y fue aún más osada. La maestra aseguraba que fue la primera en cantar 'Se equivocó la paloma', “mucho antes que Serrat, en una suite que estrené en Buenos Aires a principios de los cincuenta”. Lo atrevido fue traerlo a un teatro de la Gran Vía en plena dictadura franquista... con Alberti aún en el exilio.

Y nunca ha dejado de compartir su experiencia, su sabiduría. Hace muy poquito que conversábamos con los bailarines y coreógrafos Nani Paños y Rafael Estévez, directores de Dospormedio & Cía., que presentaban en el Festival de Jerez su espectáculo ‘Flamenco XXI’. Aún estaban sorprendidos de que, durante la fase de documentación y montaje de esta obra, “Doña Pilar López” los hubiera recibido en su casa, de por sí, alucinante: “Allí en ese salón de su casa está el piano en el que Lorca y La Argentinita ensayaron las ‘Canciones populares españolas’, y tiene tal cual una habitación que le decoró Vicente Escudero”. Aunque lo iban a buscar a aquel “museo viviente” eran sus consejos. El más valioso no tuvo forma de palabras, sino de actitud: “Que esa mujer gastara su tiempo en gente joven... eso es amor a la danza”.


Más información:

Pilar López y Eva Yerbabuena, galardonadas en los Premios Max de las Artes Escénicas 2006

Pilar López y Mario Maya, maestra y alumno, reciben la distinción ‘Calle de Alcalá’ del Festival Caja Madrid 2005

El Ballet Nacional de España recupera 'Concierto de Aranjuez' de Pilar López


"La cultura es mucho más rica cuando más mezclada está; los países mestizos tienen ventajas sobre los más homogéneos porque es la diversidad la que nos enriquece. La cultura no puede ser única ni cerrada, pues hay una polinización que ha venido del lejano Oriente, al Oriente próximo, y de ahí a Occidente. La literatura, por ejemplo, se mueve por las autopistas del viento."
(Juan Goytisolo, Barcelona)