"Cuando la España cristiana medieval atravesaba un periodo de oscurantismo en el que ni siquiera se planteaba ningún tipo de higiene y mucho menos personal, la Córdoba musulmana contaba con más de seiscientos baños árabes públicos, herederos de las termas romanas.
Lugar de descanso, de reunión social y política, en ciertas regiones el hammam constituye, especialmente para las mujeres,
una de sus distracciones favoritas y todo un ritual generador de belleza y sensualidad,
al tiempo lugar donde mejor se desvanece cualquier desigualdad de índole social."


29.11.07

Unión civil




UN PASO MÁS Y SE APRUEBA



La ley concubinaria incluye a parejas del mismo sexo y
convertiría a Uruguay en el primer país de Latinoamérica
que cuente con la unión civil.


(ANSA, Montevideo, 29 de noviembre) La cámara de Diputados de Uruguay aprobó esta madrugada un proyecto de ley que reconoce la unión libre entre parejas y antes de fin de año lo harán los senadores, según se prevé, lo cual convertiría a Uruguay en el sexto país del mundo en contar con una legislación que reconoce la relación de parejas homosexuales.

El proyecto establece derechos y obligaciones para aquella "situación de hecho", en la que dos personas, "cualquiera sea su sexo, identidad u orientación sexual", mantienen "una relación afectiva de índole sexual de carácter estable y sin estar unida por el matrimonio".

Las parejas que convivan más de cinco años tendrán derechos y obligaciones concernientes a la asistencia recíproca, la creación de sociedad de bienes, los derechos sucesorios y el cobro de pensiones por fallecimientos, entre otros derechos vinculados a la seguridad social.

El proyecto fue aprobado sólo con los votos del Frente Amplio, coalición de izquierda en el gobierno, ya que los legisladores del Partido Colorado, conservador, no estuvieron en sala y el Partido Nacional, también conservador, votó en contra.

Esta norma crea "una institución paralela al matrimonio que va a competir con él y será una opción de segundo rango", dijo el nacionalista lvaro Alonso. "La gente no se casa. Nos guste o no, esa es la realidad. La gente tampoco se divorcia, se separa y entra en uniones libres: ¿"En qué me afecta que a tres cuadras de mi casa vivan dos lesbianas o que mi sobrina viva en concubinato?", preguntó en sala el diputado oficialista Jorge Orrico.

En su estudio, "La demografía de las uniones consensuales en Uruguay en la última década", la demógrafa Wanda Cabella asegura que en muy pocos años "ese tipo de unión dejó de ser una modalidad conyugal poco habitual y estigmatizada, para trasformarse en una alternativa usual al matrimonio".

En 1987 la proporción de parejas en Uruguay que optaron por la unión libre fue de 10 por ciento, mientras que en 2007 la cifra se elevó al 30 por ciento, reveló el trabajo. En 2004 el 64 por ciento de las parejas entre 20 y 24 años mantenía una unión libre y el 50 por ciento de las parejas de entre 25 y 29 años también optó por esa vinculación.

Con la aprobación del proyecto Uruguay se unirá a Bélgica, Holanda, España, Canadá y Sudáfrica, quienes ya cuentan con legislación similar.





"La cultura es mucho más rica cuando más mezclada está; los países mestizos tienen ventajas sobre los más homogéneos porque es la diversidad la que nos enriquece. La cultura no puede ser única ni cerrada, pues hay una polinización que ha venido del lejano Oriente, al Oriente próximo, y de ahí a Occidente. La literatura, por ejemplo, se mueve por las autopistas del viento."
(Juan Goytisolo, Barcelona)